IILZRN
ertertertertertr

Si conocieran el valor de vuestras almas, la atrocidad del infierno, buscarían la salvación con la diligencia correspondiente. Sin embargo, cuándo fríamente busca aun el más ansioso a Cristo. Cuán raras veces oran, cuán pálidos son vuestros deseos, cuán raras veces lloran, claman o sudan con una intensa agonía. Oh, esforzaos a entrar.

R . M . M

Iglesia de Dios puede parecer pobre e insignificante. Y parece que sólo unos pocos santos genuinos se encuentran dispersos en el suelo. Y como dijo Pablo, no muchos de ustedes son ricos o nobles.
Pero un pequeño rebaño de Cristo permanecerá fiel, confiando en su Palabra: “Yo fundé esta Iglesia. Y Mi Iglesia prevalecerá. ” Ni los terroristas ni la religión, o la nación no puede soportar la cruz de Jesús.

Él advirtió al mundo: “No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas. ” (Salmos 105: 15). Amén!

D . W

Dios tiene planes para nuestras vidas. Y tal vez no vemos lo que va a suceder después y ¿por qué necesitamos ciertos momentos cruciales, pero todo está en las manos de Dios.

"Bien" -dice alguno- "yo nunca he entendido el Evangelio; siempre me ha intrigado y me ha dejado perplejo."

En ese caso, voy a tratar de presentártelo de manera muy sencilla: Jesucristo, el Hijo de Dios, vivió y murió por los pecadores, y tú estás invitado a venir y confiar en Él. Confía en Él; depende de Él; echa todo el peso sobre Él; ve a Él y Él te dará descanso. ¡Oh, que por su infinita misericordia Él revele esta sencilla verdad a tu corazón, y que tú estés presto a aceptarla ahora mismo! Yo quiero glorificar a mi bendito Señor, que trajo al mundo un plan de salvación tan sencillo como éste.

Hay algunos hombres que parecen rompecabezas, ya que les gusta perderse en dificultades y misterios, y desplegar ante sus oyentes los frutos de su gran cultura y su maravilloso saber. Si su Evangelio es verdadero, es un mensaje exclusivamente para la élite; y muchos tendrían que ir al infierno si ésos fueran los únicos predicadores.

Pero nuestro Señor Jesucristo se gloriaba en predicar el Evangelio a los pobres, y es para honra Suya que puede decirse, hasta este día, “no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia”.

Es una bendición que haya un Evangelio que se adecua al hombre que no sabe leer, y que también se adapta al hombre que no puede hilvanar dos pensamientos consecutivos, y que se rebaja al hombre cuyo cerebro ha fallado casi completamente a la hora de la muerte; un Evangelio que se adecua al ladrón muriendo en la cruz; un Evangelio tan sencillo que, si sólo hubiera gracia para recibirlo, no requiere de grandes poderes mentales para ser entendido.

Bendito sea mi Señor por darnos un Evangelio tan sencillo y simple como éste.

C. H. S

Ver tu propia ignorancia y ceguera es el primer paso hacia tener el verdadero conocimiento.

J . E