IILZRN
ertertertertertr

Y cantaban, alabando y dando gracias a Jehová, y diciendo: Porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia sobre Israel. Y todo el pueblo aclamaba con gran júbilo, alabando a Jehová porque se echaban los cimientos de la casa de Jehová.

Esdras 3:11 RVR1960

Es realmente extraño que mientras le dicen al pecador que esta por completo depravado, que todo acto en su vida, todo pensamiento en su corazón y toda facultad y porción de su alma y cuerpo son pecaminosos, aún en esa terrible condición de depravación, le insistan en tener un nuevo corazón; asumiendo que el pecador desea ese nuevo corazón y que está ansioso por adquirirlo, mas como él mismo no puede hacerse un nuevo corazón, le mandan a orar para conseguirlo.

En ocasiones los ministros le dicen al pecador que es su deber y obligación el insistir por ese corazón, entre otras cosas, además le mandan a leer la Biblia y a usar los medios de la gracia—en pocas palabras, le dicen que haga cualquier cosa menos aquello que Dios ha ordenado.

Dios le manda al pecador a que se arrepienta ahora, a que crea ahora y a que él mismo se haga un nuevo corazón ahora. Sin embargo, los ministros tenían temor de presentar los requerimientos de Dios de esa manera, pues continuamente le estaban diciendo al pecador que no tenía la habilidad de hacer ninguna de estas cosas. Así es que negociaban con el pecador y en lugar de llamarle al arrepentimiento y a la fe, a un cambio de corazón y a someterse a Dios y volverse a él de manera inmediata, le decían que hiciera otra cosa, y lo ponían a realizar obras externas, de las cuales decían que eran su deber, y le animaban a esperar—si realmente insistía en ese deber—el ser convertido.

Charles Finney

Tú solo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran.

Nehemías 9:6 RVR1960

Mi predicación era para agradar a Dios y no a los hombres. En aquel momento pensé que esa sería la última vez que predicaría para aquella iglesia, pero aún con eso estaba resuelto a decirles la verdad, y les diría toda la verdad acerca del tema sin importar cuáles fueran los resultados.

Charles Finney

Edificamos, pues, el muro, y toda la muralla fue terminada hasta la mitad de su altura, porque el pueblo tuvo ánimo para trabajar.

Nehemías 4:6 RVR1960

17 Oh Dios, me enseñaste desde mi juventud,
Y hasta ahora he manifestado tus maravillas.

Salmos 71:17 (RVR1960)